CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LOS BEATOS

Se encuentra dentro de la Iglesia de Santa María

La iglesia de Santa María se levanta sobre el antiguo solar del monasterio de San Salvador, aprovechando la torre que se mantiene desde su construcción. En la actualidad, acoge el Centro de Interpretación de los Beatos, que recoge algunas de las obras reproducidas en el scriptorium

Videoguía sobre Centro de Interpretación de los Beatos

El scriptorium era el lugar del convento reservado a los frailes que se dedicaban a copiar los códices. El scriptorium del monasterio de Tábara alcanzó gran notoriedad debido a la calidad de las copias que realizaban. Está considerado el escritorio más importante de toda Europa en el siglo X. De los 22 códices que se conservan, tres fueron escritos en este convento: el beato Morgan, el beato de Tábara y el beato de Gerona

En el proceso de realización de la copia se procedía así: primero se escribía el texto, dejando los espacios necesarios para las letras capitulares y los dibujos, que se hacían con posterioridad para evitar que se tuvieran que repetir toda la página en caso de un fallo en la escritura. Después se procedía a iluminar la página añadiendo las letras capitulares y los dibujos

Aunque en la actualidad las letras capitulares cumplen únicamente una función estética, su importancia en la antigüedad era vital. Los manuscritos medievales acostumbraban a escribirse con una letra muy homogénea, en su mayoría en mayúsculas y sin signos de puntuación, por lo que su lectura resultaba difícil. Así, las letras capitulares, además de su belleza decorativa, servían para guiar al lector, marcando el inicio de una nueva sección dentro del texto

Los códices, beatos, que se copiaban tenían un carácter único ya que se realizaban para una persona concreta, normalmente noble, o para una comunidad religiosa

En el territorio hispánico, los códices que predominan son los denominados beatos, copias del Comentario al Libro del Apocalipsis de San Juan del año 776, realizada por el Beato de Liébana, hacia el año 786, que describe el fin de los tiempos y el Juicio final. Se conservan más de 30 beatos, la mayoría de los cuales están ilustrados, aunque no todos. De los Beatos elaborados en Tábara se conservan tres

BEATO DE GERONA

Un ejemplo que es el que conserva más miniaturas. Es obra del Abad Dominicus y de los miniaturistas Emeterius y la monja Ende, primera pintora de nombre conocido en España. Fue terminado en el año 975 y desde 1078 perteneció a la Catedral de Santa María de Gerona, de ahí su nombre.

Consta de 568 folios a dos columnas de 38 líneas. Tiene 124 miniaturas enriquecidas con oro y plata

BEATO DE MORGAN

Destacado ejemplar realizado por el monje Magio en el que destaca la viveza de los colores que dominan las miniaturas e incluso ocupan los fondos.  Según el estilo, fue creado por mozárabes entre 922 y 958. También es conocido como Beato Magius y Beato Escalada, monasterio que lo encargó y donde estuvo hasta el siglo XIV

BEATO DE TÁBARA

Ejemplar fechado en el siglo X, y uno de los pocos que se considera que tiene características mozárabes. Está escrito en letra visigoda, a dos columnas y con anotaciones árabes en los márgenes. El monje Magio o Magius escribió los 120 primero folios, y lo terminó su discípulo Emeterius con la ayuda de Senior y Minnius

En el colofón de la obra aparece escrito: ¡Oh torre de Tábara (…)! Es ahí (…) donde Emeterio estuvo sentado y encorvado sobre su tarea, a lo largo de tres meses, quedando todos sus miembros baldados por el trabajo del cálamo. (…). Terminóse este libro el 6 de las calendas, de agosto del año 1008 de la Era (hispana) a la octava hora, es decir, el 26 de julio del 970 a las dos de la tarde

A este ejemplar se le añadieron dos folios en el monasterio, recortados de otro códice desconocido. En la iluminación de uno de los folios, se representa el scriptorium a los pies de la torre del monasterio

El ejemplar terminó en el Archivo Histórico Nacional muy deteriorado y mutilado, pues sólo se conservan ocho miniaturas de las 110 que contenía

Es uno de los primeros códices en los que aparecen los autores y sus fechas

Situación

Plaza Jose Antonio 2, 49140
Tábara ( Zamora)